Cómo combinar SEO y Marketing de contenidos para maximizar el tráfico

Este artículo fue publicado por NEIL PATEL el 2 de noviembre de 2015, con el título How to Combine SEO with Content Marketing to Maximize Traffic y traducido por Jose Daniel Gómez

Concepto de la fuerza de la unidad y símbolo de puente identificado como dos raíces de árboles sobre un abismo que se conectan uniéndose y formando un puente para crear una nueva forma como icono del éxito de la cooperación y su fuerza.

Este post es un poco distinto de los que suelo escribir…

Generalmente escribo sobre temas específicos como SEO, Marketing de contenidos o Social media marketing.

Pero a menudo, cuando leo los comentarios y los emails de mis lectores veo un gran problema en su mentalidad.

Al final, todo se resume a una pregunta como:

¿Debería centrarme más en SEO o en Marketing de contenidos?

Y sé cual es la duda, pero la pregunta no está bien formulada.

Seguro que ya conocéis las siguientes estadísticas:

Y, por supuesto, estas cifras pueden inducir a cierta confusión.

Si tanto el SEO como el Marketing de contenidos son útiles para cualquier negocio, ¿cual es la técnica más adecuada para tu negocio?

La respuesta es: ambos.

Aunque el Marketing de contenidos y el SEO tienen muchas similitudes, son dos técnicas distintas que se pueden usar conjuntamente para beneficiar a un negocio.

Y mientras que la mayoría de mis posts tratan sobre una u otra técnica, éste estará enfocado en como se pueden combinar el Marketing de contenidos y el SEO en tu negocio.

Donde se solapan el SEO y el Marketing de contenidos

La razón por la que muchos tienen problemas relacionando el SEO y el Marketing de contenidos es que no tienen un cuadro claro de lo que representa cada uno.

Esto lo podemos clarificar definiendo ambos conceptos:

SEO: Cualquier técnica que incremente el tráfico orgánico proveniente de los motores de búsqueda

Marketing de contenidos: Creación y difusión de contenidos para atraer tráfico

Aunque se puede ser más preciso en las definiciones, son suficientes para comprender ambos conceptos.

Tienen mucho en común: Aunque son dos estrategias distintas para atraer visitas, el SEO y el Marketing de contenidos se solapan a menudo…

…Empezando con el contenido.

Para el SEO, el contenido es indispensable. Y para el márketing de contenidos, bueno, ya lo dice su nombre.

Antes se requerían distintos tipos de contenidos.

Uno podía arreglárselas con articulitos de unas 500 palabras sobre tus palabras claves para hacer SEO.

Sinergias entre el SEO y el Marketing de contenidos

Y no estoy diciendo que no se pueda meter en las primeras posiciones un artículo de 500 palabras, sino que es mucho más difícil hacerlo ahora.

Desde hace algunos años, el contenido necesario para el SEO se va pareciendo más al contenido necesario para el Marketing de contenidos.

Ahora, la calidad y el valor aportado es lo más importante para este contenido.

¿Cómo encajarlos en un nivel óptimo? Imagina que creases un contenido sublime y lo usases para atraer tráfico de todas las fuentes importantes.

Contenido optimizado para el Marketing de contenido

Cuando usas tu contenido eficazmente (y lo optimizas para distintos canales), fácilmente puedes duplicar o triplicar tu tráfico.

En vez de sólo intentar ganar tráfico proveniente de buscadores en un artículo, puedes usar también técnicas de marketing de contenidos y compartirlo en redes sociales.

Pero hay diferencias: Es infantil pensar que el marketing de contenidos es exactamente lo mismo que el SEO aunque algunos técnicos de marketing parezcan creerlo.

Es verdad que el SEO encaja en la mayoría de aspectos on-page y off-page de marketing de contenidos. No obstante, el SEO técnico está bastante lejos del marketing de contenidos.

image03

Técnico: Este aspecto del SEO se enfoca en como de bien los spiders de los buscadores rastrean tu sitio e indexan tu contenido.

Off-Page: Este aspecto del SEO se refiere fundamentalmente a los enlaces desde otras páginas web a tu sitio. Los enlaces naturales de web relevantes y con autoridad actúan como una “voz de confianza” independiente que ayuda a los buscadores a confiar más en tu sitio web.

On-Page: Este aspecto del SEO se refiere fundamentalmente al contenido del sitio y a como está optimizado para las palabras claves relevantes, y a como prevé una buena experiencia de uso a los visitantes.

Algunas partes del SEO técnico afectan a los resultados en páginas de búsqueda (como optimizar la frecuencia de rastreo o crawl rate), pero no tienen ningún efecto en los resultados de marketing de contenidos.

Así, aunque comparten muchas semejanzas, hay que saber que el SEO es más que solo destacar básicamente las palabras claves on-page.

También pueden complementarse de gran manera: Una cosa en la que la mayoría no cae a la primera es cuanto se complementan el SEO y el Marketing de contenidos.

Esta es una lista básica de tareas de SEO que se pueden hacer:

  • optimizar la velocidad de carga de la página
  • crear contenido responsive
  • arreglar enlaces rotos y redirecciones erróneas
  • asegurarse de que el contenido tenga una jerarquía clara (como estableciendo las etiquetas en el encabezamiento)

Todas estas cosas pueden ayudar a la hora de hacer el marketing de contenidos.

Una página que carga más rápido es bueno para la experiencia del usuarios importar de donde venga. Lo mismo es aplicable al contenido responsive.

Arreglando los enlaces rotos o las redirecciones erróneas se mejora la experiencia del lector mientras que se mantiene en el sitio leyendo  nuestro contenido (algo muy bueno).

Finalmente, una jerarquía clara del contenido mejora la legibilidad del texto.

El marketing de contenidos es cuidar las experiencia del usuario, y el SEO se va dirigiendo en esta dirección, y es por eso por lo que se complementan tan bien ahora.

1. ¿Qué va primero?

Aunque tanto el SEO como el marketing de contenidos son compatibles, hay algunas diferencias claves.

Por ejemplo, si creaste una gran guía, deberías incluir algunas palabras claves en lugares importantes.

Así que, ¿indentificas primero las palabras claves y luego construyes el contenido alrededor?

¿O mejor creas el contenido primero y luego identificas las palabras claves apropiadas?

La respuesta es que aunque ambas formas pueden funcionar, cada una de ellas tiene sus propias fortalezas.

En caso de crear el contenido primero: en este caso, el enfoque se centra en dar con ideas para el contenido en la que tu público objetivo esté interesado.

Una vez que se crea el contenido, se realiza una investigación de palabras claves sobre un tema específico para encontrar palabras claves que se puedan posicionar. Se añaden principalmente a los encabezados.

Por último se busca la manera de poner ese contenido delante de tanta gente como se pueda.

Hay dos grandes beneficios de esta opción.

Primero, otorga mucha flexibilidad.

Si se eligiesen las palabras claves primero, se crearía contenido sobre esa palabra clave en específico, y después no habría otras opciones.

De esta manera, si se tiene un duro trabajo para posicionar la palabra clave, basta con elegir una palabra clave long tail que sea más fácil de posicionar.

Segundo, el volumen de búsqueda no es lo mismo que el valor para el lector. 

Esto es verdaderamente importante.

Porque dependiendo de como se aborde, se generan ideas de contenidos de manera distinta:

  • Marketing de contenidos primero. Se estudia al público objetivo y se investiga cuales son sus necesidades. Se crea contenido para esas necesidades.
  • SEO primero. Se identifican las palabras claves y luego se crea el contenido  sobre las que aportan más volumen.

Cuando se realiza la típica investigación SEO, se buscan las palabras claves que buscan la mayoría, esto es, las búsquedas comunes.

De todos modos, esto no siempre se convierte en valor.

Por ejemplo, alguien que comienza un negocio pequeño es probable que busque en Google algo como:

Que es SEO

Por lo que no sorprende que el término se busque bastante, unas 10.000 veces al mes.

image20

Pero lo que buscan realmente es una definición sencilla en la mayoría de los casos.

No importa de lo bueno que sea el contenido, no tendrá un gran impacto en sus vidas (no lo valorarán mucho)

Pero una vez que aprendan un poco sobre lo que es el SEO, tendrán un problema más grande: “¿Cómo hago SEO entonces?”

Así que buscarían:

Plan de SEO para un negocio pequeño

O algo similar. Buscaría una guía bastante detallada que describiese como enfocar el SEO en los siguientes años. Esto es un ejemplo de algo valioso para el lector.

Pero sabes qué. Esta frase (y otra similares) tienen un volumen de búsquedas insignificantes.

image02

Si solo se crease contenido basado en los términos de búsqueda altamente populares, a menudo no se crearía valor que resolviese los grandes problemas del público objetivo.

Esto es un asunto importante por dos motivos:

  1. La utilidad es limitada. Cuando alguien visita Quick Sprout, quiero que encuentre todo lo que necesite sobre marketing. Si no pudieran encontrar lo que buscan, se irían a otro sitio. Quiero ser el experto al que acuden por contenido, y después me contraten.
  2. A más valor, más conversión. Si el contenido resuelve un gran problema a los lectores, lo van a recordar. Así es como se consiguen suscriptores leales, que se volverán en clientes después. Tener cientos de miles de visitas está bien, pero no lo está si ninguna de ellas se convierte en un cliente porque vienen por contenido de poco valor.

Dicho esto, búsquedas con poco volumen no son necesariamente problemas de alto valor, y las búsquedas de alto volumen no son necesariamente problemas de poco valor. Hay que estudiar caso por caso.

Así que el mensaje principal es que si se depende de una herramienta de palabras claves, como hacen la mayoría de los novatos en SEO, se pierden algunos problemas e intereses del público objetivo.

Perder esto disminuirá significativamente los resultados potenciales de los esfuerzos de marketing.

En caso del SEO primero: Después de leer el primer caso, se puede pensar que es mejor enfocarse primero en el marketing de contenidos, pero hacerlo primero en las palabras clave tiene algunas ventajas.

Primero, puede mejorar el contenido.

Cuando se crea el contenido primero, se hace todo lo que se pueda en que sea lo mejor posible para el lector.

Si hay que añadir una palabra clave para algún propósito de SEO,  se quita valor al texto óptimo que se tenía originalmente. Esto no es necesariamente inoportuno, pero la nueva versión de un título puede no ser tan intrigante como lo era originalmente.

Pero si se saben las palabras claves desde el principio, siempre se tendrán en cuenta, lo que cambiará ligeramente el mensaje general que se cree (comparado con el que se obtendría si se enfocase en el contenido primero).

El segundo beneficio principal es que se puede identificar cuales son los problemas comunes, pero que no aporte tanto va como para resolverlos.

Si se obtienen ideas sobre temas sólo observando o conversando con el público objetivo, generalmente se escuchará algo cuando tengan un gran problema (una situación de alto valor).

No expresarán pequeños problemas que tienen a menudo porque simplemente habrán buscado una solución fácil.

Al crear contenido desde palabras claves, se asegura encontrar todas las palabras claves de volumen medio a alto, sin importar el valor que tenga para el público objetivo. Posicionar estos términos también es bueno aunque estos visitantes no se conviertan tan directamente.

Siendo inteligente, se puede dirigir a estos visitantes iniciales hacia un contenido de mayor valor creado después de solucionar su primer problema.

¿Y un método híbrido? Para mí, está claro que ambas aproximaciones tienen sus propias fortalezas y debilidades.

La solución obvia es una efectiva: usar ambos métodos.

Hay que gastar tiempo investigando buenas palabras claves sobre las que crear contenido.

También hay que gastar tiempo investigando al público objetivo para averiguar cuales son sus mayores problemas. Entonces, crear contenido para solucionar esos problemas y añadir las palabras claves después.

2. Enfocarse en contenido evergreen (sin caducidad) para tener lo mejor de ambos mundos

Aunque tanto el SEO como el marketing de contenidos tienen como objetivo aumentar el tráfico del sitio web, generalmente lo hacen en distintos periodos de tiempo.

Cuando se crea un gran post nuevo, generalmente se promociona arduamente. Esto incluye enviar emails a todos los suscriptores y hacer un llamado por email a los propietarios de sitios webs de nuestro nicho.

Esto resulta en una pequeña y rápida explosión de tráfico hacia ese post, y luego se viene abajo.

image14

Por otro lado, probablemente no se tendrá tráfico (o si se tiene, será muy poco) desde buscadores a menos que el dominio esté muy acreditado.

Con el tiempo, al promocionarlo y al ir acumulando enlaces entrantes, notaremos que el tráfico desde buscadores continúa creciendo.

image01

De todos modos, esto solo pasa a algunos posts.

En otros, los que están relacionados con noticias, puede que se obtenga más tráfico de buscadores al principio, pero se vendrá abajo rápidamente hasta ser cercano a cero conforme ese contenido se vuelva irrelevante.

No sé vosotros, pero no soy un gran fan de gastar tiempo y recursos para crear un gran contenido que solo atraiga tráfico durante un pequeño periodo de tiempo.

Quiero que se continúe viendo durante años. Así es como se obtiene un gráfico de tiempo que continúa creciendo. El contenido esencialmente se construye a sí mismo.

image19

Para asegurarse de que pasa esto, es mejor enfocar nuestros esfuerzos en crear contenido evergreen.

Habrá excepciones, pero en la mayoría de las veces, es nuestra mejor opción.

Maximizar el tráfico con contenido evergreen: el contenido evergreen se refiere a cualquier contenido que puede ser tan útil en el futuro próximo como lo es hoy.

Es lo contrario a escribir un relato sobre el último cambio en el algoritmo de Google, que puede ser interesante durante unos meses y luego se vuelve inútil.

Piense en todas aquellas guías de linkbuiding de hace cinco años. Al mayoría de ellas hoy son irrelevantes en el mundo del SEO.

La idea que subyace al contenido evergreen es que puede conseguir el impulso a corto plazo del tráfico de marketing de contenidos y también el permanente y a largo plazo de los buscadores.

De hecho, el trabajo que se realiza para conseguir tráfico inicialmente se extenderá el tiempo que se tarde en conseguir tráfico de buscadores.

Identificar temas evergreen: en la mayoría de los casos, se pueden detectar temas evergreen con un poco de sentido común.

Piense en lo que planea escribir:

¿Será útil dentro de un mes? ¿Y dentro de un año? ¿Y en cinco años?

La respuesta a estas preguntas debería ser afirmativa, o al menos, probable.

También se puede buscar los resultados antiguos de una palabra clave. Si se obtienen múltiples posts que tienen varios años, es probable que se trate de un tema evergreen.

image13

Algunos temas son más evergreen que otros: ya se ha dicho que una respuesta aceptable a esas preguntas es probablemente.

Estos es así porque en algunos nichos nunca se podrá encontrar suficientes temas para escribir una guía definitiva que permanezca siendo relevante para siempre.

Muchos temas evolucionan en el tiempo. Así que solo porque no se pueda garantizar que un post vaya a ser útil en un par de años, no valga la pena escribirlo.

Un gran ejemplo es la completa lista de Brian Dean de factores de posicionamiento. Mientras que el SEO continúe cambiando, las señales de posicionamiento también cambiarán.

Pero en vez de crear un post una vez y dejarlo caer en el olvido, Brian actualiza continuamente todas sus guías:

image12

La mayoría de su contenido es evergreen porque no necesita cambiarlo radicalmente. En vez de eso, hace pequeñas actualizaciones a un texto base para asegurarse de que continúe siendo relevante en el tiempo.

3. Escoja métricas que representen ambos lados de la moneda

Algunos técnicos de marketing no saben si sus esfuerzos en SEO están funcionando.

Si se quiere tener éxito, no vale con decir: “creo que va a ir bien”.

En vez de eso, hay que elegir las métricas a seguir. Estas métricas deben reflejar los resultados de su trabajo e indicarle en lo que merece la pena esforzarse.

Si no se observa que van mejorando con el tiempo, hay que repensar la estrategia.

Cuando se tiene en cuenta el marketing de contenidos y el SEO, se pueden elegir métricas que correspondan a cada una de ellas por separado, y a ambas conjuntas.

Aunque se puede elegir la métrica más adecuada para su negocio, veamos las más comunes.

Métrica #1 – Tráfico (SEO y marketing de contenidos): Uno de los objetivos principales tanto para el SEO como para el marketing de contenidos es incrementar la cantidad de tráfico que se consigue hacia el sitio web.

La calidad en este tráfico también es importante, pero en la mayoría de los casos, conseguir más tráfico generalmente conduce a un mayor beneficio.

Es importante observar el tráfico durante un extenso periodo de tiempo. Siempre habrá picos y valles dependiendo del día de la semana y del mes.

Guarde su tráfico en una hoja de datos cada mes. Entonces, compárelo, no sólo con los meses anteriores, sino con el mismo mes en años anteriores.

Empiece registrando el tráfico total, que se obtiene en Visión General de Audiencia en Google Analytics:

image00

Pero este dato tampoco dice mucho sobre los resultados del trabajo específico realizado.

Por eso es aconsejable registrar tanto el tráfico orgánico como el referido.

Para encontrar eso datos, acceda a la pestaña Adquisición en Google Analytics, y seleccione “Fuente” en “Todo el tráfico”.

image10

Por supuesto, parte del trabajo de SEO (como los enlaces que se construyen) resultarán en tráfico directo o referido, pero estas son las mejores métricas que se pueden obtener. No son perfectas, pero sí son indicativas del éxito.

Métrica #2 – Ranking de palabras claves (SEO): Además de ser importantes para monitorizar el tráfico total proveniente de buscadores, los rankings de palabras clave son el dato más importante que se debe monitorizar desde la perspectiva del SEO.

Si se hace bien el trabajo, el ranking debe aumentar con el tiempo.

image16

No importa realmente la herramienta que se use, hay que encontrar la que permita analizar los rankings a lo largo de un amplio periodo de tiempo.

Métrica #3 – Suscriptores (principalmente marketing de contenidos): Para juzgar la calidad del tráfico, hay que observar cuantos visitantes se convierte en suscriptores o clientes.

Pero el ratio de suscriptores también indica como de valioso y persuasivo es el contenido y las call to action, lo que la convierte en una buena métrica para el marketing de contenidos.

Para monitorizarlo, hay que establecer un objetivo en Google Analytics:

image08

O simplemente mirar directamente los informes provistos por el proveedor del servicio de email marketing:

image18

Métrica #4 – Engagement (principalmente marketing de contenidos): el ratio de suscriptores no es la única manera de medit como de valioso encuentran los visitantes el contenido.

También se puede monitorizar otras métricas de engagemente que ayuden a completar el cuadro.

Obviamente, “engagement” no es una métrica que se pueda monitorizar , pero sí hay algunas métricas que reflejan el engagement del sitio web:

  • Tiempo medio en el sitio web
  • Paginas por visita
  • Visitantes recurrentes (cuan a menudo los visitantes vuelven al sitio web)
  • Comentarios

Es importante monitorizar la mayoria de estas métricas a lo largo del tiempo, como las otras. Es conveniente medirlas una o dos veces al mes y registrar los datos (asi obtendras una media a lo largo del tiempo).

Tras registrar los datos al menos por tres meses, podemos empezar a ver si el engagement crece como se esperaba.

Por ejemplo, se puede observar el numero ee comentarios que consigue el último post:

image07

Y compararlo con otros posts más antiguos:

image04

Dado que el tema influenciará a la mayoria de las metricas de engagement, es importante analizarlas comparandolas con medias a lo lasrgo de un tiempo amplio antes de llegar a ninguna conclusión.

4. Los mejores enlaces para el SEO son tambien los mejores para el marketing de contenidos

Cuando se crea un gran contenido (para el marketing de contenidos), ¿cual es el objetivo para promocionarlo?

Debería ser el que lo vea el mayor número posible de personas.

Esto puede ser en forma de trafico directo (como se obtendría enviando el enlace a una lista de emails) o en forma de enlaces desde otras paginas web, lo que es aún mejor.

Obviamente, los mejores enlaces son los que nos traen más tráfico.

Como es evidente, estos enlaces son exactamente los mismos que servirían para SEO (los que incrementan la autoridad y como resultado el posicionamiento).

Tipo #1 – Enlaces desde posts como invitados: Uno de los objetivos del marketing de contenidos es atraer tráfico a nuestro sitio web desde otras páginas, por ejemplo, usando un post como invitado.

En estos posts, generalmente se consigue uno o dos enlaces entrantes en la presentación del autor.

image21

Haciendo posts como invitados en páginas con una autoridad alta (las que tienen mucho tráfico), los enlaces que se obtienen no solo atraerán tráfico directo, sino que también mejorarán el posicionamiento de nuestras palabras claves.

Además, algunas veces también se puede añadir algunos enlaces extra al contenido propio en el cuerpo del texto.

Tipo #2 – Enlaces contextuales: Cuando tiene que ver con el SEO, nada tiene mayor valor que un enlace conceptual en una página con autoridad.

Estos enlaces son parte de una frase y son lo más natural que se puede ser:

image09

Cuanto mejor sea el marketing de contenidos, más enlaces de estos conseguiremos, lo que no solo nos atraerá tráfico sino que también mejorará el tráfico de buscadores a lo largo del tiempo.

5. Los enlaces internos tienen dos propósitos

La mayoría incluyen enlaces internos sólo porque otros bloggers les dicen que lo hagan.

Pero es importante comprender cómo benefician tanto al marketing de contenidos como a los resultados de SEO.

También, no debemos olvidar que los enlaces internos pueden incluir enlaces no solo a nuestro contenido, sino a elementos de navegación del sitio. Esto afecta a todos los resultados.

image11

En específico, tienen dos beneficios principales:

Beneficio #1 – Traspasan link juice a otros contenidos para mejorar el SEO: Si nuestro sitio no tiene mucha autoridad todavía, tampoco tendrá mucho efecto, pero los enlaces internos aún pueden ayudarnos a posicionarnos mejor de dos maneras:

  1. Añadiendo relevancia – Google mira el anchor text de los enlaces internos, también el contenido a su alrededor, para intentar comprender de lo que va la página y así posicionarla en las búsquedas.
  2. Traspasando autoridad (“link juice”) – Muchos expertos en SEO enfocan toda su energía en posicionar la página consiguiendo enlaces externos (de otras páginas de otros sitios). Si se tiene un dominio fuerte, a menudo se puede posicionar fácilmente palabras claves sencillas con nuevo contenido añadiendo enlaces internos útiles que dirijan a esa página.

image05

Esto se tarda unos pocos minutos en hacerse y ayudan a incrementar el posicionamiento de una manera significante.

No hay que usar el mismo anchor text para todos los enlaces internos, sino usar varios anchor text que sean adecuados.

Para encontrar estos posts antiguos relevantes, se puede usar la siguiente cadena de búsqueda:

(tema del nuevo artículo) site:(el nombre de tu sitio)

Por ejemplo, si escribimos un nuevo artículo sobre escribir asuntos divertidos en los email, buscaríamos:

escribir asuntos divertidos en emails site:quicksprout.com

image22

Esto mostrará los artículos que Google piensa que son los más relevantes al nuevo.

Beneficio #2 – Exponer a la audiencia mas contenido propio: ¿Recuerda las métricas de engagement de la que hablábamos antes?

Dos de ellas son probablemente más importantes que las demás:

  • Páginas por visita
  • Visitantes recurrentes (lo a menudo que la gente vuelve al sitio web)

La razón por la que son más importantes y útiles que las demás es que si se está creando un buen contenido, deberían crecer con el tiempo.

También son menos sensibles a indicadores con alta fluctuación, como los comentarios (que dependen mucho del tema) y el tiempo en la página (que depende mucho de la longitud del contenido).

A menudo, cuando se lee un artículo en particular, una parte de los lectores quieren más información. Un enlace bien colocado puede conseguir un porcentaje de click-through de entre 1-5%.

Considerando que se pueden tener varios enlaces internos en un solo contenido, casi se puede garantizar que la mayoría de los lectores a los que les gusta el contenido encontrarán más temas que leer en nuestro sitio.

image15

Cuanto más útiles sean los enlaces internos, más tiempo estarán los visitantes en nuestra web (si les gusta nuestro contenido).

Además, si tienen que salir antes de consumir todo el contenido porque había mucho desde enlaces internos, volverán para continuar leyendo.

Finalmente, aparte de los 5 o 10 posts que están en la página de inicio, ¿cuántos posts ven los nuevos lectores?

En la mayoría de los casos, no muchos.

Eso no es lo ideal, especialmente si ha creado cientos de posts. Quiere que encuentre tanto contenido que sea relevante para su situación como sea posible ahora. Para que sea así, es necesario que encuentren posts más antiguos.

La mejor forma de enseñarles estos posts anteriores es mediante los enlaces internos.

Conclusion

Tanto el SEO como el marketing de contenidos son formas muy efectivas de conseguir tráfico, conversiones y beneficio para la vasta mayoría de negocios online.

Pero no es necesario elegir uno u otro. Se pueden conseguir los beneficios completos de ambos a la vez.

En realidad, enfocarse en uno de ellos a menudo incrementarán los resultados del otro.

Hemos visto cinco áreas que afectan o son afectadas por el SEO y el marketing de contenidos.

Si comprende los cinco conceptos, debería estar preparado para manejar ambos lados en las futuras estrategias de marketing.

10
10
10
10
10